Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Este platillo te transportará a la costa azul de Francia. Sirve con baguette y vino blanco.

Cómo hacerlo

1. Coloca los mejillones en un tazón grande y cubre con suficiente agua. Deja remojar durante 20 minutos de forma que se desprenda tierra o arena que se les haya pegado.

2. Calienta el aceite de oliva en una cacerola grande a fuego medio-bajo. Agrega el ajo y fríe durante 1 minuto, pero no lo dores. Agrega las cebollitas cambray y los tomates y cocina hasta que se suavicen un poco. Agrega el vino blanco, la mantequilla y el perejil. Deja que hierva hasta que la mitad del líquido se haya evaporado, aproximadamente 15 minutos. Sazona con sal y pimienta a tu gusto.

3. Agrega los mejillones a la cacerola, tapa y deja cocer hasta que se abran, entre 8 y 10 minutos. Pasa los mejillones con la salsa a un tazón y tira cualquier mejillón que no se haya abierto.

Tal Vez Te Guste