Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
20

Una manera ingeniosa y atractiva de poner más chocolate en las fresas. También puedes derretir el chocolate en el microondas. Sirve directamente del refrigerador.

Cómo hacerlo

1. Derrite el chocolate lentamente en una cacerola chica a fuego bajo. Deja enfriar un poco y vierte en un recipiente chico, pero profundo.

2. Cubre una charola para hornear con papel encerado. Agarra las fresas por el tallo y sumerge una por una en el chocolate blanco hasta cubrir tres cuartos de la fresa. Acomoda sobre el papel encerado y refrigera durante 10 minutos.

3. Mientras, derrite el chocolate amargo en otra cacerola. Saca las fresas del refrigerador y sumérgelas en el chocolate amargo dejando parte del chocolate blanco sin cubrir. Refrigera de nuevo.

Tal Vez Te Guste