Tiempo Total
12 H 30 Min
Tiempo Activo
4 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
18

La pierna se marina durante toda la noche en una mezcla de tocino, vinagre, ajo y especias; luego se hierve en sidra y por último se hornea hasta que queda dorada.

Cómo hacerlo

1. Enjuaga la pierna y sécala con servilletas de papel. Colócala dentro de un recipiente grande de vidrio o plástico.

2. Licua el tocino con el vinagre, ajo, pimientas, clavos, hierbas de olor y 2 cucharadas de consomé de pollo. Vierte sobre la pierna, asegurándote de bañarla completamente. Marina durante toda la noche.

3. Retira la pierna del refrigerador y colócala en una olla grande. Agrega la sidra, agua y 4 cucharadas de consomé de pollo. Deja que hierva a fuego medio-alto, reduce el fuego a medio-bajo, tapa y cocina hasta que se esté suave, entre 3 ½ y 4 horas.

4. Una vez que la pierna se haya cocido, pásala a una charola de horno, baña con la salsa en que se cocinó y espolvoréala con el azúcar mascabado. Hornea sin tapar a 175° centígrados (350° F), hasta que se haya dorado, aproximadamente 30 minutos. Báñala con los jugos de la charola un par de veces mientras se hornea.

5. Permite que la pierna repose durante por lo menos 20 minutos antes de rebanar. Mientras, pasa los jugos de la charola a una cacerola y cocina a fuego medio hasta espesar. Sirve la pierna bañada en esta salsa.

Tal Vez Te Guste