Tiempo Total
3 H 30 Min
Tiempo Activo
3 H 10 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
25

Esta receta de pavo se ha convertido en una tradición navideña. Se cocina rápidamente y es absolutamente delicioso. El olor que sale del horno es exquisito.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 230° centígrados (450° F). Engrasa una pavera o rosticero. Mezcla la sal y la pimienta en un recipiente pequeño y reserva.

2. Aparte, mezcla bien la mantequilla, tomillo y salvia en otro tazón. Coloca el pavo en la pavera o rosticero y separa la poel de la pechuga a través del hueco del cuello. Unta la mezcla de mantequilla uniformemente sobre la pechuga, luego presiona la piel contra la mantequilla en la pechuga. Barniza el exterior del pavo con el aceite de oliva, luego espolvorea con la mezcla de sal y pimienta. Mezcla el jugo de naranja, miel de maple y mitad del caldo de pollo. Reserva.

3. Hornea el pollo hasta que haya perdido su color rojo y sus jugos salcan claros, alrededor de 3 horas. Baña el pollo cada 30 minutos con la mezcla de miel de maple. Un termómetro dentro de la parte más gruesa del muslo debe indicar 82° centígrados (180° F). Retira el pavo del horno, cobre una capa doble de papel aluminio y deja que repose en un área tibia durante 10 o 15 minutos antes de rebanar.

4. Una vez que el pavo ha terminado de reposar, sácalo de la pavera y colócalo en un platón. Coloca los jugos de la pavera en una cacerola e incorpora el resto del caldo de pollo junto con el vermouth. Deja que hierva suavemente a fuego medio-alto. Reduce el fuego a medio-bajo hasta que el gravy esté espeso, alrededor de 10 minutos. Cuela antes de servir con el pavo.

Tal Vez Te Guste