Tiempo Total
4 H 45 Min
Tiempo Activo
4 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
16

La temporada navideña significa que es tiempo de pavo. Durante muchos años no pude entender por qué mi familia siempre quería que la cena de navidad se hiciera en mi casa... hasta que me confesaron que se trataba de mi receta de pavo. No me gusta rellenarlo, pero siempre preparo el relleno y lo sirvo como guarnición.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 164° centígrados (325° F). Enjuaga el pavo y sécalo bien con toallas de papel. Barnízalo con aceite de oliva por dentro y por fuera.

2. Mezcla 1 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de pimienta y el tomillo en un tazón pequeño. Espolvorea el pavo con la mezcla.

3. Coloca el pavo sobre una rejilla dentro de una pavera o charola para hornear y hornea durante 2 horas.

4. Aparte, mezcla en un tazón la miel, mantequilla derretida, salvia, perejil, albahaca, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de pimienta, hasta lograr una mezcla suave y homogénea. Barniza el pavo con el glaseado de miel y regrésalo al horno.

5. Hornea el pavo hasta que haya perdido el color rosa y al cortarlo sus jugos salgan transparentes, alrededor de 2 horas más. Un termómetro de cocina dentro de la parte más gruesa del muslo debe marcar una temperatura de 82° centígrados (180° F). Barniza el pavo con el glaseado frecuentemente conforme se cocina. Retira el pavo del horno , cúbrelo con un trozo grande y doble de papel aluminio y deja que repose en un área tibia durante 10 o 15 minutos antes de rebanar.

Tal Vez Te Guste