Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Esta natilla dulce con un toque de limón y canela es la versión chilena de creme brulee. Dale un sabor más intenso con el pisco.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 175° centígrados (350° F).

2. Vierte la leche en una cacerola junto con la cáscara del limón y la caneja. Deja que hierva ligeramente a fuego medio-alto, luego reduce el fuego a bajo y cocina durante 5 minutos. Apaga el fuego y deja reposar durante 15 minutos.

3. Bate los huevos junto con el azúcar hasta que ésta se haya disuelto. Agrega poco a poco 1 taza de leche caliente, sin dejar de batir, hasta incorporar. Agrega la mezcla de huevo a la leche caliente, vierte el pisco y mezcla hasta que todo quede perfectamente incorporado.

4. Pasa la natilla por una manta de cielo a un refractario de vidrio o cerámica para retirar la cáscara de limón y canela. Hornea hasta que se haya cuajado y la superficie se vea café, alrededor de 30 minutos. Enfría antes de servir.

Tal Vez Te Guste