Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

El sabor de la naranja con un ingrediente inesperado, la canela, combina perfectamente con estas pechugas de pollo doradas en mantequilla. Un platillo sencillo pero suntuoso que conquistará a todos tus comensales.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 190° centígrados (375° F).

2. Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio-alto. Cocina el pollo hasta que se haya dorado por ambos lados, alrededor de 10 minutos; colócalo en un refractario. Agrega la harina, canela y jugo de naranja en el sartén en que doraste el pollo. Deja que hierva hasta que se espese. Sazona con sal al gusto, luego vierte sobre las pechugas de pollo en el refractario. Coloca las rebanadas de naranja encima de las pechugas.

3. Hornea hasta que estén bien cocidas, alrededor de 45 minutos.

Tal Vez Te Guste