Tiempo Total
20 Min
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

La mejor forma de darle un toque de elegancia y sabor a las espinacas. El queso tibio se derrite en tu boca y realza el sabor del vinagre balsámico.

Cómo hacerlo

1. Acomoda las espinacas en cuatro platos.

2. Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio y agrega el ajo. Cocina, moviendo constantemente, hasta que se haya dorado ligeramente. Incorpora el pan molido. Coloca las rebanadas de queso sobre el pan molido y voltéalas para que se cubran completamente con la mezcla.

3. Coloca una o dos rebanadas de queso sobre cada porción de espinacas y rocía las ensaladas con aceite de oliva y vinagre balsámico.

Tal Vez Te Guste