Tiempo Total
1 H 15 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
32

Un dulce típico de Argentina, un poco parecido a la cajeta mexicana. Puedes comerlo solo o utilizarlo para rellenar pasteles, servirlo sobre plátanos, helado o cualquier otro postre. Esta receta es muy fácil.

Cómo hacerlo

1. Coloca la leche en una olla a fuego medio-alto. Cuando empiece a hervir, retírala del fuego y cuélala con una manta de cielo. Regrésala a la olla.

2. Corta la vaina de vainilla a la mitad y deja caer las semillas dentro de la olla. Incorpora el azúcar y enciende de nuevo a fuego medio-alto, moviendo constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto. Cuando la mezcla empiece a hervir de nuevo, incorpora el bicarbonato. Reduce el fuego a medio, moviendo constantemente hasta que la mezcla espese. Cuando al movimiento de la cuchara o pala de madera puedas ver el fondo de la olla y la mezcla tenga un color café claro, retirírala del fuego.

3. Coloca la olla en un baño de hielo y mueve constantemente hasta que el dulce se haya enfriado. Vierte dentro de frascos esterilizados y mantenlo en refrigeración.

Tal Vez Te Guste