Tiempo Total
12 H 40 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
40 Min
Porciones
6

¡Un pastel que no necesita ser horneado! Los camotes dulces se cuecen en leche y se hacen puré antes de mezclarse con el resto de los ingredientes. Una receta fácil.

Cómo hacerlo

1. Coloca los camotes y la leche en una olla mediana. Tápalos y cuécelos hasta que se hayan ablandado y puedas picarlos fácilmente con un tenedor, aproximadamente 15 minutos. Machácalos bien hasta hacerlos puré.

2. Engrasa un molde o refractario con abundante mantequilla y vierte la mezcla de camote dentro del mismo. Refrigera durante toda la noche.

3. Acrema la mantequilla con la batidora eléctrica. Luego agrega la mantequilla y el azúcar. Sigue batiendo hasta que se haya esponjado. Apaga la batidora e incorpora el puré de camote manualmente con una pala de madera o espátula.

4. Al día siguiente, sumerge la base en agua caliente durante varios minutos. Desmolda el pastel en un platón y báñalo con jarabe de chocolate.

Tal Vez Te Guste