Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
4

Emparedados de camote rellenos de requesón, capeados con huevo y fritos. Estas tortitas de camote blanco se sirven bañadas en un caldillo de jitomate.

Cómo hacerlo

1. Tortitas:
Cuece los camotes en suficiente agua hirviendo hasta que se ablanden y puedas picarlos fácilmente con un tenedor, aproximadamente 15 minutos. Pélalos y córtalos en rebanadas de ½ centímetro de grueso.

2. Coloca las rebanadas de camote en una charola o platón y distribuye el requesón sobre la mitad de las rebanadas. Cúbrelas con la otra mitad de rebanadas a fin de formar un emparedado.

3. Bate las claras a punto de turrón, luego agrega las yemas una a una, sin dejar de batir. Con movimientos envolventes incorpora la harina y la sal.

4. Calienta suficiente aceite en un sartén grande a fuego medio-alto.

5. Sumerge las tortitas de camote en el huevo batido y fríelas en el aceite caliente hasta que se doren por ambos lados. Escurre el exceso de aceite.

6. Caldillo:
Coloca los jitomates, agua, cebolla, ajo, sal y pimienta en una olla a fuego medio hasta que los jitomates se hayan suavizado y su cáscara empiece a desprenderse, aproximadamente 10 minutos.

7. Calienta 1 ó 2 cucharadas de aceite en una cacerola chica a fuego medio. Licua juntos los ingredientes de la salsa y vierte dentro de la cacerola con el aceite caliente. Cocina durante 5 minutos.

8. Sirve las tortitas de camote bañadas en la salsa de jitomate.

Tal Vez Te Guste