Tiempo Total
8 H 40 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
3

Una receta de mermelada casera sin conservadores ni ingredientes artificiales. Una vez que la pruebes no volverás a comprar mermelada comercial.

Cómo hacerlo

1. Lava y pela la piña, quítale los “ojos” y el corazón. Pica la pulpa de piña en trozos chicos y colócalos en un tazón grande.

2. Agrega el azúcar sobre la piña, revuelve, tapa y refrigera durante por lo menos 8 horas.

3. Vierte la piña con el azúcar en un cazo de fondo grueso o de cobre y cocina a fuego medio, moviendo de vez en cuando, hasta que espese como mermelada.

4. Mantenla en refrigeración.

Tal Vez Te Guste