Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
10

Chiles poblanos rellenos de arroz blanco en una salsa de jitomate, bañados con crema y cubiertos con queso tipo adobera gratinado. Una receta simple y fácil, pero muy sabrosa.

Cómo hacerlo

1. Coloca el arroz y el agua en una cacerola a fuego medio. Deja que hiervan, reduce el fuego a medio-bajo, tapa y cocina hasta que el arroz se haya ablandado y el líquido se haya absorbido, alrededor de 20 minutos.

2. Mientras, coloca los chiles directamente sobre la flama o en un comal a fuego alto. Ásalos, volteando constantemente, hasta que la piel se haya ampollado y quemado uniformemente. Mételos a una bolsa de plástico o papel durante unos minutos para que suden y puedas pelarlos fácilmente. Saca los chiles de la bolsa, pélalos y ábrelos con mucho cuidado de forma que puedas retirar las venas y las semillas.

3. Rellena los chiles con el arroz, ciérralos y acomódalos en un refractario grande. Báñalos con el puré de tomate y sazona con el consomé de pollo.

4. Cubre los chiles con la crema, espolvorea con el queso y hornea a170° centígrados hasta que el queso se haya gratinado, alrededor de 15 minutos.

Tal Vez Te Guste