Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Las manzanas se rocían con jugo de limón, luego se hornean en jerez con pasitas blancas y negras, y se sirven con una crema pastelera recién hecha.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 175° centígrados.

2. Descorazona las manzanas, cuidando de no perforar el fondo. Acomódalas dentro de un molde refractario.

3. Rocía el jugo de limón en el interior de las manzanas y agrega 1 cucharadita de azúcar a cada una y unas gotas de jerez.

4. Vierte el jerez restante en el fondo del molde refractario junto con las pasitas.

5. Ensarta una rajita de canela dentro de cada manzana y hornea durante 20 minutos o hasta que las manzanas estén cocidas.

6. Mientras, prepara la crema pastelera. Mezcla en la licuadora los 5 primeros ingredientes, desde la leche hasta la sal, y cuece a fuego lento en una olla chica, moviendo constantemente, hasta que espese. Retira del fuego y añade la vainilla.

7. Sirve las manzanas calientes con porciones iguales del jerez y las pasitas del refractario, y báñalas con la crema pastelera.

Tal Vez Te Guste