Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

En esta receta la calabaza se cuece en agua, luego se mezcla con leche y queso crema, y se licua hasta formar una crema espesa perfecta que se sirve con trocitos de tocino crujiente. ¡Deliciosa!

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite en una olla a fuego medio. Sofríe la cebolla y agrega la calabaza y 2 tazas de agua. Cuece durante 20 minutos.

2. Agrega sal, laurel y, si es necesario, un poco de agua. Cocina durante 10 minutos más.

3. Mientras, dora las rebanadas de tocino en una sartén hasta que queden crujientes. Córtalas en trocitos y reserva.

4. Retira la calabaza de la lumbre. Saca el laurel de la olla, y agrega el queso y la leche. Revuelve y permite que se enfríe un poco. Licua todo hasta que tengas una crema fina.

5. Calienta la crema sin dejar que hierva, sirve y adorna con los trocitos de tocino.

Tal Vez Te Guste