Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
26 Min
Tiempo Prep
24 Min
Porciones
6

Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso, y bañadas en una salsa espesa de mostaza y vino blanco. Tan elegante como deliciosa.

Cómo hacerlo

1. Coloca sobre cada milanesa 2 rebanadas de jamón y 2 rebanadas de queso. Enrolla o dobla como quesadilla y prende con palillos.

2. Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio y fríe las pechugas hasta que se doren ligeramente, aproximadamente 3 minutos por lado. Tapa, reduce el fuego a bajo y cocina durante 20 minutos. Si es necesario, agrega unas gotitas de agua. Una vez que se hayan cocido, retíralas del sartén.

3. Dora la harina en el mismo sartén y agrega la leche evaporada, moviendo para que no se formen grumos. Añade el vino, agua, consomé en polvo y pimienta. Cocina hasta que se espese. Apaga el fuego, agrega la mostaza y mezcla bien.

4. Acomoda las pechugas en un platón y báñalas con la salsa caliente.

Tal Vez Te Guste