Tiempo Total
5 H
Tiempo Activo
2 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Este platillo de puerco siempre es un éxito. Puedes ajustar las cantidades de chile según lo picoso que te guste, pero aún así sale delicioso. ¡Es muy fácil de hacer y le va a encantar a tu familia!

Cómo hacerlo

1. Pica el puerco con un tenedor. Unta toda la carne con el achiote y reserva. En un tazón grande mezcla el jugo de naranja, el jugo de limón y los chiles habaneros. Agrega el comino, paprika, chile en polvo, cilantro, sal y pimienta. Mete la carne a la mezcla, tapa y refrigera toda la noche. Voltea 2 ó 3 veces.

2. Precalienta el horno a 165°C. Envuelve la carne de puerco con papel aluminio u hojas de plátano (remojadas en agua durante por lo menos 30 minutos). Pon el puerco en una cacerola adecuada para el horno y tapa.

3. Hornea durante aproximadamente 2 horas hasta que la carne se desprenda del hueso. Entre más lenta sea su cocción, más sabroso será su sabor. También puedes hornearlo a 95°C durante 4 ó 5 horas, o en una olla de cocción lenta (sin las hojas de plátano o papel aluminio).

4. Mientras se cocina el puerco, prepara la salsa. Hierve el vinagre de vino tinto en una cacerola pequeña. Agrega las cebollas, reduce el fuego a medio-bajo y cocina hasta que las cebollas se hayan ablandado. Vierte la salsa sobre el puerco y sirve con arroz blanco y tortillas.

Tal Vez Te Guste