Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
6

¿Tamales de sobra? Córtalos en trozos, báñalos con crema y salsa de jitomate, y cúbrelos con rajas de chile poblano, granos de elote y queso. ¡De-li-cio-sa!

Cómo hacerlo

1. Coloca los chiles directamente sobre la flama. Voltéalos cada 3 ó 4 segundos hasta que la piel se haya ampollado y quemado uniformemente. Mételos a una bolsa de plástico o papel durante unos minutos para que suden y puedas pelarlos fácilmente. Saca los chiles de la bolsa, pélalos y ábrelos de forma que puedas retirar las venas y las semillas. Córtalos en rajas.

2. Coloca los jitomates en una cacerola, cúbrelos con agua y deja que hiervan. Cocina a fuego medio hasta que los jitomates estén suaves, pero no deshaciéndose, entre 5 y 8 minutos. Pélalos y muélelos en la licuadora, cuidando que no queden muy aguados.

3. Precalienta el horno a 180° centígrados.

4. Corta cada tamal en 4 trozos y acomoda en un molde refractario.

5. Vierte la crema sobre los tamales, luego báñalos con la salsa de jitomate e incorpora las rajas de poblano y el queso. Revuelve con cuidado.

6. Hornea durante 15 minutos.

Tal Vez Te Guste