Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
6

Esta receta de mole es bastante sencilla y puede prepararse casi en su totalidad mientras el pollo se cuece. Si lo deseas puedes utilizar pavo o carne de cerdo, en lugar del pollo.

Cómo hacerlo

1. Coloca el pollo y 1 cebolla en una olla. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Deja que suelte el hervor a fuego alto, reduce la flama, tapa y cocina a fuego lento hasta que se haya ablandado, alrededor de 35 minutos. Mientras, prepara el mole.

2. Calienta 2 cucharadas de aceite en un sartén a fuego medio. Fríe por separados las pepitas, almendras y nueces. Deja enfriar y muele también por separado con un poco de agua. Reserva.

3. Agrega 2 cucharadas de aceite al mismo sartén y fríe los chiles. Muele con un poco de agua y reserva.

4. Coloca los tomates en una cacerola y cúbrelos con agua. Deja que suelten el hervor y cocina a fuego medio-bajo hasta que estén suaves, pero no deshaciéndose, aproximadamente 5 minutos. Deja que se enfríen un poco y muélelos en la licuadora con 1 cebolla y el ajo.

5. Vierte la salsa en un sartén con un poco de aceite a fuego medio. Cocina durante 5 minutos, luego agrega las pepitas, almendras, nuez y chile poblano. Incorpora poco a poco el caldo de pollo, sin dejar de mover. Deja que hierva y agrega las piezas de pollo cocidas.

6. Sazona con sal, reduce la flama y cocina a fuego suave hasta que la salsa se espese y el mole quede bien sazonado.

7. Sirve con arroz blanco.

Tal Vez Te Guste