Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
55 Min
Porciones
25

Estos tacos van rellenos de un guiso de rajas poblanas con cebolla y queso, y bañados en una salsa cremosa de jitomate. Al final se espolvorean con queso adobera y se hornean por unos minutos hasta que éste se funde completamente.

Cómo hacerlo

1. Coloca los chiles enteros directamente sobre la flama. Voltéalos cada 3 o 4 segundos hasta que piel se haya ampollado y quemado uniformemente. Mételos a una bolsa de plástico o papel durante unos minutos para que suden y puedas pelarlos fácilmente. Saca los chiles de la bolsa, pélalos y ábrelos de forma que puedas retirar las venas y las semillas. Córtalos en rajas.

2. Calienta 1 cucharada de aceite en una cacerola a fuego medio. Agrega la cebolla en medias lunas y las rajas de chile, y sofríe hasta que la cebolla se vea transparente. Reserva.

3. Coloca los jitomates en una cacerola, cúbrelos con agua y deja que hiervan. Cocina a fuego medio hasta que estén suaves, pero no deshaciéndose, entre 5 y 8 minutos. Pélalos.

4. Sofríe la cebolla rebanada en un sartén chico con aceite y muélela junto con el jitomate. Cuela y vierte dentro una olla mediana a fuego medio, sazona con el consomé de pollo y un poco de pimienta. Cocina hasta que hierva, agrega la crema, mezcla y retira del fuego. Vierte un poco de salsa sobre el fondo de un refractario y reserva el resto.

5. Precalienta el horno a 160 °C

6. Calienta el aceite en un sartén chico a fuego medio-alto. Sumerge las tortillas en el aceite bien caliente durante unos segundos para que se suavicen, cuidando que no se doren. Elimina el exceso de grasa con toallas o servilletas de papel.

7. Coloca en cada tortilla cantidades iguales del guiso de chile poblano y 1 rebanada de queso. Enrolla los tacos y acomódalos en el refractario. Báñalos con el resto de la salsa y espolvorea con el queso restante.

8. Cubre el refractario con papel aluminio y hornea hasta que el queso se haya fundido. Sirve calientes.

Tal Vez Te Guste