Tiempo Total
29 Min
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
24 Min
Porciones
4

Una forma rápida y deliciosa de preparar las sobras de pollo del día anterior. Compra los chiles ya asados y pelados para preparar este platillo en menos de media hora.

Cómo hacerlo

1. Asa las rodajas de cebolla en un comal caliente y muélelas junto con los chiles poblanos, el vinagre y el caldo de pollo.

2. Calienta 1/2 cucharada de aceite en una cacerola a fuego medio. Agrega la salsa y cocina durante 5 minutos. Apaga, incorpora la crema y sazona con el consomé en polvo. Si la salsa quedó muy espesa, agrega más caldo de pollo.

3. Precalienta el horno a 180° centígrados.

4. Calienta el resto del aceite en un sartén chico a fuego medio-alto. Sumerge las tortillas en el aceite bien caliente durante 4 ó 5 segundos, cuidando que no se doren. Retira el exceso de grasa y córtalas a la mitad.

5. Baña en la salsa las mitades de tortilla, una por una, y coloca 8 de ellas en la base de un molde refractario. Cubre la capa de tortilla con la mitad de la pechuga deshebrada, añade un tercio del queso rallado y un poco de salsa verde. Repite el procedimiento y termina con una capa de tortilla bañada en salsa y cubierta de queso.

6. Hornea durante 5 minutos o hasta que el queso se haya gratinado.

Tal Vez Te Guste