Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
12

El camote, además de delicioso, tiene diversas propiedades curativas, además de que aporta una cantidad considerable de nutrientes al organismo. No hay mejor dulce para chicos y grandes que éste.

Cómo hacerlo

1. Coloca los camotes en una olla y cúbrelos con agua. Cuece a fuego medio-alto, hasta que estén suaves y puedas picarlos fácilmente con un tenedor. Deja que se enfríen un poco, escúrrelos y machácalos dentro de la misma olla hasta hacerlos puré.

2. Agrega la leche condensada y el colorante vegetal, y cocina a fuego lento, sin dejar de mover, durante 20 minutos. Retira del fuego, agrega azúcar glass, mezcla bien y deja que se enfríe completamente.

3. Con tus manos forma camotitos del tamaño de un puro y revuélcalos en el azúcar glass restante.

4. Envuélvelos en papel de China de diferentes colores a fin de conservarlos mejor y darles una presentación agradable.

Tal Vez Te Guste