Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
12

Uno de los dulces más tradicionales de México. Esta receta es tan fácil y buena que una vez que la pruebes no volverás a comprar jamoncillos.

Cómo hacerlo

1. Muele en la licuadora los piñones junto con la leche.

2. Hierve la leche condensada en una olla mediana a fuego medio, moviendo para que no se pegue. Cuando suelte el hervor, añade los piñones licuados y sigue moviendo hasta que espese y puedas ver el fondo del cazo al movimiento de la pala.

3. Retira del fuego y, sin dejar de mover, espera hasta que la pasta se enfríe un poco, sólo lo suficiente como para que puedas manejarla con tus manos. Forma los jamoncillos y acomódalos sobre una charola. Decora con los piñones y disfrútalos cuando estén completamente fríos.

Tal Vez Te Guste