Tiempo Total
28 Min
Tiempo Activo
8 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
4

Una receta tradicional del estado de Michoacán de la que es imposible cansarse. Además de deliciosa es fácil, rápida y económica.

Cómo hacerlo

1. Calienta 2 cucharadas de aceite en un sartén a fuego medio-bajo y dora los chiles rápidamente cuidando que no se quemen. Retíralos del sartén y córtalos en trocitos con tus manos. Reserva.

2. Fríe las tortillas en el mismo aceite, pero a fuego medio-alto, hasta que se doren. Reserva.

3. Coloca el jitomate y los chiles en un comal y ásalos a fuego medio-alto, volteando de vez en cuando, hasta que la piel se haya quemado y la carne ablandado. Pela el jitomate y licua junto con los chiles, orégano y 1 taza de agua.

4. Calienta el aceite restante en una cacerola a fuego medio. Agrega la cebolla y cocina hasta que se vea transparente. Añade la salsa anterior y cocina durante un par de minutos.

5. Muele los frijoles con su caldo. Cocina durante 5 minutos más.

6. Sirve caliente con los cuadritos de tortilla frita, chile pasilla y queso.

Tal Vez Te Guste