Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Este pastel se forma con capas de tortilla y pollo con rajas de chile poblano, bañadas con crema y espolvoreadas con queso.

Cómo hacerlo

1. Coloca las pechugas, ½ cebolla y 1 diente de ajo en una olla. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Deja que hierva a fuego alto, reduce la flama, tapa y cocina a fuego lento hasta que se hayan ablandado. Desmenúzalas muy finito.

2. Calienta el aceite en un sartén pequeño a fuego medio-alto. Cuando esté bien caliente, sumerge las tortillas durante unos segundos, una por una, cuidando que no se doren. Retira el exceso de grasa con toallas o servilletas de papel.

3. Asa los chiles poblanos, quítales la piel, desvénalos y córtalos en rajitas delgadas.

4. Calienta 1 cucharada de aceite en otro sartén a fuego medio. Sofríe la cebolla y las rajas de chile.

5. Licúa los jitomates con 1 diente de ajo y un poquito de agua. Cuela y vierte sobre el guiso de rajas y cebolla. Deja que hierva y agrega el pollo deshebrado. Sazona con sal al gusto y cocina durante 10 minutos más.

6. Precalienta el horno a 170° centígrados.

7. En un refractario o molde para hornear, coloca una capa de tortillas, una capa del guiso de pollo y cubre con crema y queso. Repite el procedimiento hasta terminar con una capa de queso. Tapa con papel aluminio y hornea durante aproximadamente 20 minutos.

Tal Vez Te Guste