Tiempo Total
15 Min
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
5

Un platillo delicioso y rápido que puede prepararse en un dos por tres con ingredientes que casi todos tenemos en casa. Usa pollo del día anterior o compra la pechuga ya cocida si necesitas ahorrar tiempo.

Cómo hacerlo

1. Muele en la licuadora los frijoles negros junto con la leche y 1 trozo pequeño de cebolla, hasta formar una salsa espesa. Si le falta líquido, agrega un poco de caldo de frijoles. Calienta a fuego moderado.

2. Sofríe las tortillas en el aceite bien caliente, sin dorarlas. Pásalas por la salsa de frijoles y rellénalas con la pechuga de pollo.

3. Sírvelas recién hechas en un plato con cama de lechuga finamente picada. Adorna con cebolla fileteada, queso fresco y crema.

Tal Vez Te Guste