Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Pollo con un toque oriental para matar la rutina a la hora de comer. Este pollo es un poco cremoso y se sirve con arroz blanco y plátanos fritos.

Cómo hacerlo

1. Derrite 3 cucharadas de mantequilla en una cacerola a fuego alto. Agrega el ajo y la cebolla, y sofríe durante 4 minutos a fuego alto. Agrega el curry, revuelve y deja al fuego 5 minutos más.

2. Añade los cominos y las piezas de pollo. Cocina, volteando varias veces, hasta que se hayan dorado.

3. Vierte la leche evaporada y el caldo de pollo sobre las pechugas. Mezcla bien, tapa la cacerola y baja la flama. Cocina hasta que el pollo esté suave. Rectifica la sazón.

4. Aparte, calienta el resto de la mantequilla en un sartén a fuego medio y fríe los plátanos hasta que queden ligeramente dorados.

5. Para servir, acomoda el pollo en un platón el pollo, rodea con el arroz blanco y los plátanos. Espolvorea con el cacahuate tostado.

Tal Vez Te Guste