Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Las pechugas se rellenan con huitlacoche sofrito en mantequilla con cebolla y ajo; luego se sumergen en una salsa cremosa de flor de calabaza.

Cómo hacerlo

1. Derrite la mantequilla en una sartén, sofríe la cebolla y el ajo, hasta que se vean transparentes, aproximadamente 5 minutos. Añade el huitlacoche picado, sazona con el consomé y cocina 5 minutos o hasta que el huitlacoche se vea brilloso. Retira del fuego.

2. Sazona las pechugas con sal y pimienta, rellénalas con la preparación anterior y enróllalas o dóblalas como quesadilla y sujétalas con un palillo.

3. Distribuye la harina en un plato, revuelca las pechugas en ésta hasta que queden bien cubiertas y fríelas en una sartén con aceite caliente a fuego medio. Cuando estén doradas, aproximadamente 5 minutos por lado, retíralas del fuego, cubre para que se mantengan calientes y reserva mientras preparas la salsa.

4. Para preparar la salsa, en una sartén calienta la mantequilla y sofríe la cebolla; cuando esté acitronada (transparente) añade la harina y cocina sin dejar de mover hasta que dore ligeramente.

5. Incorpora la leche y la flor de calabaza, sazona con el consomé y vierte una taza de agua; mueve constantemente hasta que espese a tu gusto.

6. Baja el fuego, introduce las pechugas y déjalas cocinar, con la sartén tapada, el tiempo necesario para que queden suaves, aproximadamente 10 minutos. Si hace falta líquido, puedes añadir agua o consomé calientes.

Tal Vez Te Guste