Tiempo Total
9 H 35 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
35 Min
Porciones
25

Una mezcla de fruta seca y deshidratada con nueces y especias. Este pastel tradicional se prepara con no menos de 2 semanas de anticipación y se baña en brandy en varias ocasiones antes de servirse en la cena navideña.

Cómo hacerlo

1. Coloca la fruta seca, pasitas oscuras y claras, ciruelas y dátiles en un recipiente y baña con el ron o brandy. Deja remojando durante por 8 horas o toda la noche.

2. Precalienta el horno a 180° centígrados. Engrasa y enharina un molde grande para hornear.

3. En un tazón grande, acrema la mantequilla con el azúcar hasta que se haya esponjado; agrega los huevos, uno a uno, sin dejar de batir. Cierne la harina con el polvo para hornear, canela, nuez moscada y clavo; agrega al tazón con la mantequilla y bate sólo hasta incorporar.

4. Incorpora la fruta remojada junto con la nuez y la almendra, moviendo con una espátula o pala de madera. Vierte dentro del molde y hornea durante 1 hora o hasta que al insertar un palillo en el centro, salga limpio. Retira del horno, permite que se enfríe un poco y desmolda.

5. Coloca el pan sobre un trozo grande de papel aluminio, báñalo con ron o brandy y adórnalo con las cerezas en almíbar. Cierra perfectamente y almacena en un lugar seco y fresco durante por lo menos 2 semanas y hasta 1 mes. Durante este periodo, destápalo cada tres días y vuélvelo a bañar con ron o brandy hasta servir.

Tal Vez Te Guste