Tiempo Total
3 H 25 Min
Tiempo Activo
55 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Aunque los procesos de reposo y de cocción del pollo son relativamente largos, esta receta es bastante fácil. Pruébala cualquier día de la semana. Te encantará.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 160° centígrados y engrasa ligeramente un molde refractario.

2. Sazona las pechugas con sal de ajo y pimienta. Sumérgelas en el vinagre y déjalas reposar durante 1 ó 2 horas, dentro del refrigerador.

3. Pasado este tiempo, saca las pechugas del refrigerador, escurre y coloca sobre cada una de ellas una rebanada de jamón y una de queso. Enrolla, envuelve con una tira de tocino, prende con un palillo y enharina.

4. Coloca los rollitos en el molde refractario y hornea durante 45 minutos.

5. Mientras, calienta la mantequilla en un sartén amplio, agrega los ramitos de brócoli y sazona al gusto con sal y pimienta.

6. Pasados los 45 minutos, retira el pollo del horno y del refractario. Acomoda el brócoli salteado en el fondo del mismo y coloca los rollos de pechuga encima. Cubre con la crema, espolvorea el queso gruyère y hornea de nuevo durante aproximadamente 10 minutos, hasta que el queso se haya gratinado.

Tal Vez Te Guste