Tiempo Total
1 H 10 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
8

En esta receta las pechugas de pollo se doran en mantequilla, luego se hornean bañadas en una sabrosa salsa de naranja.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 160 °C

2. Salpimienta las pechugas de pollo y pásalas por la harina, cubriéndolas completamente.

3. Calienta la mantequilla en un sartén a fuego medio. Agrega pechugas y fríelas hasta que se hayan dorado por ambos lados, entre 2 y 3 minutos por lado. Acomódalas en un refractario.

4. En el mismo sartén y con la misma grasa, cocina la cebolla hasta que se haya dorado ligeramente, aproximadamente 5 minutos. Vierte el jugo de naranja dentro del sartén y déjalo hervir un par de minutos, para que se aflojen todos los pedacitos de carne dorada que hayan quedado pegados en la sartén.

5. Agrega el caldo y deja que dé un hervor. Retira del fuego y vierte sobre las pechugas en el refractario. Adorna con gajos de naranja.

6. Cubre el refractario con papel de aluminio y hornea durante 45 minutos.

Tal Vez Te Guste