Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
5

Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso amarillo, empanizadas y fritas. Puedes terminarlas en el horno y simplemente taparlas mientras se fríen para que se cuezan completamente.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C.

2. Aplana las pechugas de pollo lo más delgado posible, y sazona con sal y pimienta. Coloca sobre cada una de ellas una rebanada de jamón y una de queso amarillo. Enrolla y prende con un palillo.

3. Pasa las pechugas rellenas por harina, sacudiendo el exceso. Humedece con el huevo batido, luego revuelca en el pan molido cubriéndolas completamente.

4. Calienta suficiente aceite en un sartén grande a fuego medio. Cuando el aceite esté bien caliente, agrega las pechugas empanizadas y fríe hasta que se hayan dorado por todos lados.

5. Acomoda las pechugas doradas en un refractario y hornea hasta que terminen de cocerse en el centro, entre 10 y 15 minutos, dependiendo del grosor.

Tal Vez Te Guste