Tiempo Total
55 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
2

Los tamales favoritos de mi infancia. Se llaman tamales colados porque el elote fresco se muele con leche y luego se cuela. Sírvelos bien fríos.

Cómo hacerlo

1. Cubre las hojas de elote con una servilleta húmeda.

2. Muele los granos de elote junto con 1 litro de leche y cuélalos.

3. Coloca 3 ¾ litros de leche, azúcar, canela y bicarbonato en un cazo, preferentemente de cobre, a fuego medio. Mueve constantemente bien para que se disuelvan los polvos. Pasados 10 minutos, retira la canela.

4. En la taza de leche restante, disuelve la harina y fécula de maíz. Cuela y agrega al cazo lentamente en un chorro delgadito. Deja que hierva otros 5 minutos.

5. Agrega los elotes molidos y colados y cocina a fuego bajo hasta que la mezcla se espese y puedas ver el fondo del cazo al movimiento de la cuchara.

6. Coloca esta mezcla sobre las hojas de maíz y adorna con nuez. Dobla la punta inferior de las hojas de tamal y acomoda en un recipiente en forma vertical. Refrigera hasta que se hayan enfriado completamente.

Tal Vez Te Guste