Tiempo Total
3 H 15 Min
Tiempo Activo
5 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
1

La leche condensada y la mandarina hacen una combinación perfecta. Esta gelatina le encanta a los niños, por lo que es ideal para las fiestas infantiles.

Cómo hacerlo

1. Engrasa un molde con aceite y mételo al congelador durante 1 hora.

2. Hidrata la grenetina en el agua.

3. Calienta la leche y el jugo de mandarina en una olla a fuego medio, sin dejar que hiervan. Agrega la grenetina esponjada, apaga el fuego y mueve para que todo se disuelva bien.

4. Vierte dentro del molde y refrigera. Cuando esté a medio cuajar, aproximadamente 1 1/2 hora, adorna con los gajos de mandarina. Refrigera hasta que se haya cuajado completamente.

Tal Vez Te Guste