Tiempo Total
2 H 20 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
1 H 20 Min
Porciones
1

Una deliciosa alternativa para los celíacos a la hora del postre o del café. El garbanzo sustituye a la harina en esta receta original. Tampoco contiene nueces.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a fuego moderado, 180° centígrados. Engrasa un molde mediano para hornear, fórralo con papel encerado y engrasa y enharina de nuevo sobre el papel encerado.

2. Escurre los garbanzos y colócalos en una olla a fuego medio-alto con suficiente agua fresca como para cubrirlos. Agrega la raja de canela y deja que suelten el hervor. Reduce la flama y cuece a fuego lento hasta que se hayan ablandado, aproximadamente 1 hora. Una vez cocidos, pela y machaca los garbanzos dentro de un tazón, hasta tener un puré.

3. Licúa bien la leche condensada junto con el jugo y la ralladura de naranja, los huevos y la mantequilla. Vierte dentro del tazón con el puré de garbanzo mezcla bien.

4. Cierne juntos la fécula de maíz y el royal, e incorpóralos a la mezcla. Haz lo mismo con sólo 150 gramos de pasitas, reservando el resto para decorar.

5. Vierte la mezcla dentro del molde y hornea durante 50 minutos o 1 hora.

6. Desmolda la torta aún tibia, espolvorea con azúcar glass y decora con el resto de las pasitas.

Tal Vez Te Guste