Tiempo Total
55 Min
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
10

Las jericallas son un postre que nació en la ciudad de Guadalajara. Se dice que en el siglo XIX las monjas a cargo del Hospicio Cabañas empezaron a preparar este postre para los niños albergados en el orfanatorio.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 200° centígrados.

2. Pon la leche, azúcar, vainilla y canela en una olla a fuego medio. Deja que hierva durante 3 minutos y apaga el fuego para que se enfríe un poco hasta que quede tibia.

3. Aparte, bate los huevos con un tenedor en un tazón pequeño. Incorpora 6 cucharadas de leche tibia y vuelve a batir. Cuela y vierte dentro de la olla con la leche endulzada. Revuelve bien.

4. Retira la raja de canela y desecha. Vierte la mezcla en moldes para jericalla, tipo flaneras. Coloca éstas dentro de un molde para hornear grande medio lleno de agua caliente a fin de crear un “baño María”. Hornea en el horno durante aproximadamente 40 minutos, hasta que la superficie se haya dorado. Revisa constantemente y si es necesario, agrega más agua caliente al “baño María” para evitar que se seque.

Tal Vez Te Guste