Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

En esta receta fácil y deliciosa, las pechugas se rellenan de flor de calabaza y se bañan en una deliciosa salsa de jocoque y chile poblano.

Cómo hacerlo

1. Calienta 1 cucharada de aceite de un sartén a fuego medio. Fríe ahí el ajo, cebolla y chile serrano hasta que se hayan acitronado, aproximadamente 5 minutos. Agrega la flor de calabaza y sazona con el consomé de pollo, sal y pimienta. Tapa y cocina a fuego bajo durante 1 minuto. Apaga y deja enfriar un poco.

2. Mientras, lava las pechugas perfectamente, sécalas con una servilleta y sazónalas con sal y pimienta. Abre cada media pechuga en la parte del medio y rellena con el guiso. Si es necesario, asegúralas con un palillo para evitar que se salga el relleno.

3. Calienta 2 cucharadas de aceite en un sartén a fuego medio-alto. Agrega las pechugas rellenas y fríelas hasta tomen un color dorado y se hayan cocinado perfectamente.

4. Para preparar la salsa, calienta un poco de aceite en una cacerola pequeña. Agrega la cebolla y fríe hasta que se haya acitronado. Incorpora las rajas de chile poblano y guisa durante unos minutos. Luego agrega el jocoque y el consomé en polvo y cocina durante 5 minutos a fuego bajo.

5. Sirve las pechugas de pollo bañadas con esta salsa. Acompaña con sopa de arroz.

Tal Vez Te Guste