Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
40 Min
Porciones
6

Las pechugas de pollo se rellenan de huitlacoche con epazote y chile serrano, luego se bañan en una salsa de flor de calabaza y chile poblano. ¡Un verdadero manjar 100% mexicano!

Cómo hacerlo

1. Calienta un poco de aceite en un sartén mediano a fuego medio. Agrega la cebolla y fríe hasta que se haya acitronado, aproximadamente 5 minutos. Añade el huitlacoche, epazote, chiles verdes y sal. Tapa y cocina durante 10 minutos a fuego lento. Una vez listo, deja que se enfríe un poco.

2. Rellena las pechugas con el guiso de huitlacoche tibio. Si lo deseas, asegúralas con un palillo y fríelas en aceite caliente hasta que queden doradas por ambos lados, aproximadamente 2 minutos por lado.

3. Mientras, prepara la salsa. Calienta un poco de aceite en una cacerola mediana a fuego medio. Agrega la cebolla y fríe hasta que se haya acitronado. Incorpora la flor de calabaza, rajas de chile poblano y epazote. Cocina a fuego lento durante alrededor de 10 minutos o el tiempo necesario para que se sazone. Retira del fuego, permite que se enfríe un poco y muele en la licuadora hasta lograr un puré homogéneo.

4. En una cacerola amplia a fuego medio, derrite la mantequilla, luego vierte el puré de flor de calabaza y cocina durante 5 minutos. Después agrega el caldo de pollo.

5. Cuando empiece a hervir, sumerge las pechugas rellenas y cuece a fuego bajo durante 12 minutos. Si se reseca la salsa, agrega más caldo. Una vez que se han cocido las pechugas, retira del fuego, agrega la crema y mezcla bien.

6. Acompaña con una sopa de arroz tradicional y ensalada o verduras al gusto.

Tal Vez Te Guste