Tiempo Total
52 Min
Tiempo Activo
12 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

En esta receta, las pechugas de pollo son ligeramente marinadas y doradas, antes de servirse bañadas en una deliciosa salsa agridulce de mango.

Cómo hacerlo

1. Lava las pechugas y sécalas con papel absorbente.

2. Unta las pechugas con aceite de olivo, sal, pimienta, caldo de pollo granulado, páprika y ajo. Colócalas en un refractario, tapa con plástico adherentey deja marinar durante 30 minutos dentro del refrigerador.

3. Coloca el mango en la licuadora junto con el vinagre de arroz, una pizca de páprika y una pizca de caldo de pollo granulado. Licúa perfectamente.

4. Calienta un sartén a fuego alto, cuando esté muy caliente, coloca las pechugas en el mismo y deja que se dore el exterior, aproximadamente 2 minutos por lado. Tapa el sartén, baja el fuego y deja cocinar de 5 a 8 minutos hasta que las pechugas estén bien cocidas. Reserva.

5. Mientras las pechugas se cocinan, derrite la mantequilla en una cacerola pequeña. Una vez derretida, agrega la cebolla y deja que se ponga transparente. Agrega el mango licuado, y mezcla bien. Deja que hierva.

6. Para servir, coloca 1 pechuga de pollo con el lado más dorado hacia arriba, agrega la salsa caliente y disfruta.

Tal Vez Te Guste