Tiempo Total
4 H 5 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
40 Min
Porciones
40

Prepárate para celebrar el tradicional día de reyes con esta deliciosa rosca. Como lo indica la tradición, la rosca debe ser decorada con frutas secas. No te olvides de los muñequitos de plástico.

Cómo hacerlo

1. Primero debes preparar la masa base de levadura. Incorpora los ingredientes hasta que quede una pasta consistente y sin grumos. Colócala sobre un pedazo de Kleen Pack con un poco de aceite o Pam en aerosol para que no se pegue. Deja reposar en un ambiente cálido para que duplique su tamaño.

2. Mientras reposa la masa, pesa y prepara el resto de los ingredientes. Divide las frutas cubiertas: pica finamente una parte y corta en tiritas largas la otra, para el adorno final.

3. Una vez que la masa ha duplicado su tamaño, comienza a batir el resto de los ingredientes. Coloca en un tazón la mantequilla y bate para acremar junto con la sal y el azúcar. Agrega los huevos de uno en uno, luego el harina y, por último, la masa base con la ralladura de naranja.

4. Si sientes la masa muy dura, agrega un poco del té de azahar. Sigue batiendo hasta que la masa se despegue con facilidad. Coloca sobre una charola de horno y deja reposar un par de horas, hasta que duplique su tamaño. Divide en dos y trabájala con un rodillo sobre una superficie enharinada.

5. Extiende hasta formar un rectángulo. Coloca en el centro la fruta dubierta picada y las figuras del Niño Dios que desees. Cubre la parte central con los laterales para formar un rectángulo delgado y armar la rosca en una charola de horno. Barniza con el huevo y decora a tu gusto con fruta picada y azúcar.

6. Hornea a 180° C durante 25 minutos.

Tal Vez Te Guste