Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
8

Un platillo de origen campechano. El pan es en realidad una torre de tortillas con cazón guisado en una salsa de jitomates asados. En esta receta, el "pan" se baña con crema y se adereza con una salsa de rábanos y chiles serranos.

Cómo hacerlo

1. Coloca suficiente agua, laurel y pimienta en una olla grande. Calienta a fuego medio-alto y cuando empiece a hervir, agrega el cazón, deja que vuelva a tomar el hervor, baja el fuego a medio y cocina durante 15 minutos. Saca el pescado de la olla, deja que se enfríe, retira la piel y los cartílagos, y desmenuza.

2. Muele los jitomates asados junto con los chiles, cebolla, ajos, comino y pimienta, hasta lograr una salsa suave. Vierte dentro de un sartén o cacerola con manteca bien requemada o aceite y cocina durante un par de minutos. Agrega el cazón desmenuzado, sazona con sal al gusto y cocina durante otros minutos hasta que quede un guiso espeso.

3. Para preparar la salsa, coloca el rábano rallado en un recipiente junto con el jugo de limón. Deja que repose durante 10 ó 20 minutos para que se desfleme. Escurre el limón, “exprime” ligeramente el rábano y sazona con sal. Incorpora el chile serrano asado y molido.

4. Para servir, coloca una tortilla sobre el plato, úntala con frijoles y el guiso de cazón. Cúbrela con otra tortilla y repite el procedimiento hasta formar una torre del tamaño deseado. Termina con una tortilla en la parte superior, baña con la crema fresca y adereza con la salsa de rábano.

Tal Vez Te Guste