Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
50

Los bocaditos de jengibre son pequeñas galletitas cubiertas de azucar con un intenso sabor a jengibre al igual que clavo y una pizca de canela. Esta galleta es crujiente y tiene una vista muy elegante puede servirse en cualquier ocasión y su sabor dulce le encanta a los niños, lo digo por experiencia.

Cómo hacerlo

1. En un recipiente hondo pon la mantequilla y empieza a acremarla con una batidora eléctrica. Agrega la azúcar, el huevo y la miel de maple y mezcla hasta que todo esté cremoso.

2. En otro recipiente aparte, pon todos los ingredientes secos y revuelve hasta que las especias, la sal y el polvo de hornear estén bien incorporados en la harina.

3. Agrega la mitad de la harina a la mezcla de mantequilla, azúcar, miel y huevo y mezcla todo con la batidora eléctrica que esté todo incorporado. Luego agrega el sobrante de la harina y mezcla hasta que esté listo.

4. Unta mantequilla en una charola y enharínala bien. Haz pequeñas bolitas de masa (de 1 cucharada aproximadamente) y aplánalas solo un poco utilizando las palmas.

5. Cubre cada galleta con una capa de azúcar blanca. Utilizaras aproximadamente una taza de azúcar en total para toda la masa.

6. Coloca las galletas en la charola y hornea a 180° C por 30 minutos o hasta que las galletas tomen un color dorado. Retira las galletas del horno y deja enfriar por lo menos 5 minutos antes de comer.

Tal Vez Te Guste