Tiempo Total
2 H 15 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
20

Una receta fácil que no requiere de mucha ciencia. Pruébala, te encantará y veras que es mejor hacerla en casa que comprarla.

Cómo hacerlo

1. Disuelve la levadura en un poco de agua tibia. Añade de 2 a 3 cucharadas de harina. Mezcla bien y deja reposar esta masa en un lugar tibio hasta que duplique su tamaño. Alrededor de 30 a 40 minutos.

2. Mientras, sobre una mesa cierne la harina y forma una especie de volcán hueco en el centro. Agrega ahí el resto de los ingredientes, menos la fruta picada. Con tus manos y a golpes suaves, incorporara todo. Luego, nuevamente deja reposar la masa para que duplique su tamaño.

3. Una vez lista, podrás trabajarla sobre una superficie plana con el rodillo. Extiende hasta formar un rectángulo. En el centro coloca fruta cubierta picada y las figuras del Niño Dios que desees. Cubre la parte central con los laterales para formar un rectángulo delgado y armar la rosca en una charola de horno. Barniza con huevo y decora a tu gusto con los ingredientes que tienes para ello.

4. Hornea a 180 °C durante 25 minutos.

Tal Vez Te Guste