Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
35 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
8

El arroz y el chile poblano son excelentes compañeros. Si te gustan los platillos simples, seguro te encantará este arroz sin gratinar. Si quieres un alimento más completo, entonces agrega jamón, crema y queso, y hornea hasta que se gratine.

Cómo hacerlo

1. Licúa el chile poblano junto con el agua, consomé de pollo, agua y sal. Reserva.

2. Calienta la mantequilla y el aceite en una cacerola mediana. Agrega el ajo, cebolla y arroz, y sofríe hasta que este último se vea un poco dorado.

3. Vierte la mezcla de chile poblano sobre el arroz y cuece hasta que empiece a resecarse. Tapa y cocina a fuejo lento para que reviente un poco el arroz. Si lo deseas, puedes servirlo a este punto.

4. Si deseas gratinarlo, coloca una capa de arroz un refractario de vidrio, agrega jamón, una capa de queso amarillo y una de crema. Luego otra capa de arroz, jamón, queso y crema, para terminar con queso amarillo. Cubre con papel aluminio y hornea entre 15 ó 20 minuto, hasta que se funda el queso.

Tal Vez Te Guste