Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
4

El requesón se mezcla con queso Chihuahua, harina y yemas de huevo para formar una especie de albóndigas chicas que se sumergen en un caldo de pollo (o res) con jitomate y verduras.

Cómo hacerlo

1. Pela y parte en tiritas las zanahorias los nabos. Corta cada ejote en tres trozos y pela los chícharos.

2. Asa los jitomates asados en un comal o sartén, volteando constantemente, hasta que la piel se empiece a quemar y empiece a desprenderse, entre 10 y 15 minutos. Pela los jitomates y licúa junto con la cebolla hasta lograr una salsa homogénea. Cuela.

3. Calienta el aceite en una cacerola grande. Agrega la zanahoria, nabos, ejotes y chícharos. Fríe un par de minutos antes de agregar la salsa de jitomate colada. Cocina a fuego medio hasta que se reseque.

4. Agrega el caldo, perejil, sal y pimienta. Deja que hierva a fuego moderado hasta que las verduras se hayan cocido.

5. Mientras, mezcla bien el requesón, queso Chihuahua, harina, yemas, sal y pimienta, hasta lograr una pasta uniforme. Forma pequeñas bolitas con la pasta e incorpóralas a la sopa. Deja que hierva una sola vez antes de servir.

Tal Vez Te Guste