Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
8

Una receta diferente a la de la sopa de tortilla conocida internacionalmente. Las tortillas recién hechas adquieren un simple, pero delicioso sabor principalmente del chile poblano y el jocoque.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a temperatura regular.

2. Quita las caras a las tortillas y rebánalas en tiras de 1 centímetro de ancho.

3. Cocina el tomate en una olla con suficiente agua con sal. Escurre y muele.

4. Calienta la manteca en una cacerola a fuego medio. Agrega La cebolla y fríe hasta acitronar. Agrega la salsa de tomate y las rajas de un chile poblano. Deja que hierva un buen rato a fuego lento y asegúrate de que quede bien sazonado con sal.

5. Engrasa con manteca una cazuela o refractario de vidrio y acomoda los ingredientes de la sopa. Primero coloca una capa de tiras de tortilla en el fondo de la misma, agrega salsa verde, jocoque y rajas de chile. Repite el procedimiento hasta que termines con las tortillas, salsa, jocoque y chile. Finalmente, cubre con el queso rallado y distribuye los trocitos de mantequilla sobre la superficie.

6. Hornea el tiempo necesario para que se gratine el queso. Sirve de inmediato, bien caliente.

Tal Vez Te Guste