Tiempo Total
1 H 25 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
40 Min
Porciones
120

Los coricos son una galleta típica sonorense que está hecha a base de harina de maíz, son dulces y suaves y a la vez muy crujientes. ¡Esta recetas es tan fácil de hacer que no lo puedes echar a perder!

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa y enharina charolas para hornear.

2. Coloca la manteca vegetal en un tazón grande bátela con la batidora eléctrica hasta acremarla. Sin dejar de batir, agrega el azúcar, luego incorpora los huevos, uno por uno, y la vainilla. Bate bien.

3. Mezcla en otro tazón la harina con el polvo para hornear y la sal, revolviendo con una cuchara. Incorpora poco a poco estos polvos a la mezcla de manteca y huevos, batiendo con la batidora eléctrica hasta tener una masa tan espesa que la batidora no la podrá batir más.

4. Apaga la batidora y sigue añadiendo los polvos, incorporándolos a la masa con tus manos.

5. Toma pequeñas porciones de la masa, forma tiritas con tus manos y une sus extremos formando aros. Acomoda los coricos en las charolas engrasadas y hornea en el horno precalentado hasta que se vean doradas y crujientes, entre 45 y 55 minutos.

6. Retira la charola del horno y deja que los coricos se enfríen durante por lo menos 5 minutos antes de comer.

Tal Vez Te Guste