Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Pechugas de pollo sin piel asadas y servidas en una salsa de mango con cilantro y un toque de vino blanco.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el asador o la plancha a fuego alto y engrasa ligeramente con aceite.

2. Salpimienta las pechugas de pollo y ásalas de 10 a 15 minutos por cada lado, hasta que hayan perdido el color rosa.

3. Retira las pechugas del fuego y reserva en un recipiente cubierto de forma que se mantengan tibias.

4. Calienta un poco de aceite en un sartén a fuego medio y sofríe el ajo durante 1 minuto. Agrega el jengibre y los mangos y cocina de 3 a 4 minutos más, o hasta que los mangos se hayan ablandado.

5. Agrega el vinagre y el vino blanco.

6. Sazona con sal y pimienta.

7. Incorpora el cilantro y retira el sartén del fuego. Con una cuchara, vierte un poco de la salsa sobre cada pechuga de pollo y sirve.

Tal Vez Te Guste