Tiempo Total
1 H 55 Min
Tiempo Activo
1 H 10 Min
Tiempo Prep
45 Min
Porciones
6

Chiles chipotles o anchos rellenos de una mezcla de carne de cerdo, verduras, manzana y almendras. Estos chiles rellenos van capeados y bañados en una salsa agridulce de tamarindo.

Cómo hacerlo

1. Empieza el día anterior hirviendo los chiles durante 10 minutos en una cazuela amplia. Retira del fuego y deja que se enfríen. Tira el agua y hierve de nuevo con agua limpia durante otros 10 minutos. Escurre de nuevo y coloca en el refrigerador dentro de un recipiente o bolsa de plástico.

2. Al día siguiente,vuelve a hervir los chiles que aún estén duros (esto es más frecuente en los chiles chipotles que en los anchos). Escurre bien. Corta los chiles de lado, limpia y desvena con mucho cuidado para evitar que se rompan. Utiliza guantes para que no se te enchilen las manos.

3. Relleno: Acitrona la mitad de la cebolla en una cazuela con aceite. Agrega la carne molida y cocina el tiempo necesario para que se ponga blanca, sin que se dore. Agrega las zanahorias, papa, chícharos, pasas, almendras, manzana, sal, pimienta y unas gotas de vinagre.

4. Salsa de Tamarindo:
Hierve los tamarindos en agua hasta que se hayan ablandado. Retira las semillas y licua con un mínimo de agua hasta lograr una pasta suave. Por otro parte, remoja los jitomates en agua caliente para que puedas pelarlos con mayor facilidad. Pela, desecha las semillas y muele.

5. En un sartén con aceite, acitrona 1/2 cebolla y el ajo picado. Agrega el jitomate molido, y una vez que hierva sazona con sal, azúcar y pimienta. Añade la pasta de tamarindo y prueba el sazón para asegurarte que quede agridulce, rica y diferente. Mantén caliente.

6. En un recipiente mediano, bate las claras a punto de turrón. Agrega una a una las yemas sin batir demasiado. Coloca el harina en un plato plano y calienta suficiente aceite en un sartén grande.

7. Rellena los chiles con la carne, pasa por el harina de forma que se cubran completament y sumerge dentro del huevo. Fríe en el aceite caliente.

8. Una vez fritos los chiles, sumérgelos dentro de la salsa de tamarindo caliente.

9. Sirve los chiles rellenos con frijoles refritos, arroz y tortillas calientes.

Tal Vez Te Guste