Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Los chiles anchos se limpian y se remojan antes de rellenarse con una mezcla de chicharrón, queso, cebolla, cilantro y chiles jalapeños. Al servirse se bañan con un caldillo caliente a base de jitomate.

Cómo hacerlo

1. Los chiles anchos se remojan en agua caliente durante 10 minutos en un recipiente tapado.
Cada chile se abre con cuidado y se limpia de venas y semillas; luego se enjuagan con agua fría y se dejan escurrir.

2. Aparte, en un sartén, se fríe el chicharrón picado con su misma grasa y se agregan poco a poco el cilantro picado, cebolla y chile jalapeño fresco. Se rectifica la sazón.

3. Cada chile se rellena con cuidado con el chicharrón guisado y una porción de queso desmenuzado.

4. Para preparar el caldillo: en la licuadora se muelen el jitomate, cebolla, ajo y mejorana. Se vierte en la misma sartén donde se hizo el relleno, se sazona, se deja hervir un ratito y se le pone sal y pimienta.

5. Baña los chiles con el caldillo bien caliente.

Tal Vez Te Guste